FUERZAS RUSAS ABANDONAN KIEV

La provincia de Kiev quedó totalmente liberada de la ocupación de tropas rusas, pero las imágenes de decenas de cadáveres de civiles maniatados en la ciudad de Bucha conmocionaron a Ucrania, cuyo gobierno y parte de la comunidad internacional denuncian crímenes de guerra.
La viceministra ucraniana de Defensa anunció la noche del 2 de abril que la totalidad de la región de Kiev estaba “libre del asedio y la ocupación de Rusia” y que sus efectivos habían sido expulsados de Irpin, Hostomel y Bucha, ciudades al noroeste de la capital que han sido el escenario de los peores combates y masacre de civiles en esta zona del país.
El Ejército ucraniano asumió total control de Bucha el sábado 2 de abril, cuando se difundieron la primeras imágenes de esa localidad residencial de unos 42 mil habitantes antes de la guerra. Hoy es una ciudad fantasma, con casi todas sus viviendas e infraestructuras destruidas y cadáveres de civiles maniatados por las calles.
Su alcalde, Anatoly Fedoruk, estima es más de 300 muertos en el conteo preliminar, aunque se esperan más, y contó que muchos de estos cuerpos estaban maniatados y otros llevaban trozos de tela blancos para indicar que estaban desarmados, por lo que se aventuró a calificar sus muertes como “fusilamiento”.
“Algunos estaban tirados en la acera, otros al lado de un coche o de una bicicleta,” afirmó en un vídeo difundido por Facebook, en el que contó que 280 cadáveres habían sido enterrados ya en una fosa común ante la imposibilidad de usar el cementerio municipal.
Tanto el presidente ucraniano Volodimir Zelenski, como el alcalde de Kiev, Vitali Klitschkó, calificaron estas presuntas ejecuciones sumarias de civiles como “genocidio”, en declaraciones a distintos medios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: LA SUPER RADIO TV !!
AllEscort