COLOMBIA RECUERDA UN AÑO DESPÙES EL ESTALLIDO SOCIAL

Decenas de miles de personas salían hace un año a las calles pidiendo la derogación de una reforma tributaria. Las protestas se extendieron durante semanas y dejaron 83 muertos, más de la mitad, presuntamente, a manos de la Policía. Hoy apenas quedan atisbos de aquel movimiento.
Fue el estallido de una crisis social -en un país con una de las mayores desigualdades del mundo- que se venía fraguando desde antes de la pandemia, pero que los confinamientos agrandaron, al empujar a un sector de la población de nuevo a la pobreza y con miles de jóvenes sin trabajo ni dinero para financiar sus estudios.
Los gritos de “El pueblo no se rinde, carajo” se mezclaban de forma festiva por las mañanas en las calles, pero cuando caía el sol, sobre todo en barrios populares de Cali, la tercera ciudad del país, el ambiente se caldeaba y las arremetidas de la Policía eran contestadas por los manifestantes.
En total hubo, según el Ministerio de Defensa, 14.000 concentraciones, marchas y bloqueos desde el 28 de abril, y 83 personas murieron, de las cuales al menos 44 presuntamente por acción desproporcionada de la Fuerza Pública. Hubo también 96 víctimas de violencia ocular y 35 de violencia sexual.
Un año después, y a pesar de que parecía que el estallido social pudiera repetirse en cualquier momento, la movilización social está casi congelada, a pesar de que los problemas siguen ahí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: LA SUPER RADIO TV !!
AllEscort